Celebración con

Celebración con té

Celebrar un cumpleaños es uno de los rituales más populares en el mundo. En la antigüedad, felicitar, dar regalos y hacer una fiesta con velas encendidas era una costumbre que servía para protegerse de los ´demonios´. Una manera de protegerse y procurar seguridad para el año que comenzaba. Pero parecería hoy, que es también un buen momento para tomar conciencia de la vida, del cambio constante y de la manera en que ´creamos¨ el tiempo desde que nacemos. La manera en que contamos el transcurrir, años, meses, semanas, horas y segundos, es sólo una manera de entender el paso del tiempo. También podemos sumergirnos en la aventura de vivir  los años, con el recuento de los tés que disfrutamos, los besos que dimos, las canciones que escuchamos o los logros y fracasos de los que aprendimos.

Optimized-IMG_2430

El sábado pasado celebramos el cumpleaños de Mayra, no faltaron las tazas de porcelana, las teteras humeantes con ricos tés, scons tibios, dulces y finger food para acompañar el momento. Pero lo más amoroso fue la ´presencia´de ellas, que entre charlas, risas, anécdotas y algunas lágrimas, fueron las protagonistas del encuentro. Con velas encendidas sobre un pastel de chocolate, los deseos tomaron fuerza, entre abrazos y entre un feliz cumpleaños y palabras con amor, el encanto del té, apareció con su magia.

¡Les compartimos algunas imágenes!

Optimized-IMG_2436IMG_2463Optimized-IMG_2450

Optimized-IMG_2452